Después del 30 de junio, no se olvide de llevar mascarilla: podría necesitarla igual aunque esté vacunado

Comunicado de prensaEnglish

Para publicación inmediata: 30 de junio de 2021   (21-159-Español)

Contacto con la prensa: Comunicaciones del DOH

Después del 30 de junio, no se olvide de llevar mascarilla: podría necesitarla igual aunque esté vacunado

OLYMPIA. La orden de uso de mascarilla (solo en inglés) del secretario de Salud permanecerá vigente después del 30 de junio, lo que significa que las personas que no han completado la vacunación deben seguir usando mascarilla en espacios públicos cerrados aunque estemos volviendo a la normalidad ahora que se cumplió un objetivo de reapertura en el estado.

Todas las personas, independientemente de su estado de vacunación, deben seguir usando mascarilla en determinados lugares, como escuelas y entornos de cuidado de salud. En la mayoría de los demás entornos, las personas que están vacunadas por completo no están obligadas a usar mascarilla.

Las empresas y las autoridades locales pueden establecer sus propios requisitos de uso de mascarilla más rigurosos aunque se estén levantando algunas restricciones estatales. Por eso, respecto del uso de mascarilla, el DOH (por su sigla en inglés, Departamento de Salud del Estado de Washington) recomienda respetar las normas del lugar, ya que pueden variar según dónde se encuentre. Los empleadores pueden consultar pautas en el sitio web del Departamento de Trabajo e Industrias (solo en inglés) del Estado de Washington.

“Aunque la reapertura económica representa la vuelta a una vida más normal para las personas que están vacunadas, para muchas otras, la mascarilla seguirá siendo parte de su vida diaria”, explica el secretario de Salud, Umair A. Shah, MD, MPH. “Tendremos que seguir llevando una mascarilla en el auto, en el bolsillo, en la mochila. La mascarilla seguirá siendo una parte de la vida mientras empezamos la transición hacia esta nueva fase de la recuperación”.

La orden de uso de mascarilla del secretario de Salud se modificó y ya no exige que las personas usen mascarilla en espacios abiertos. Se recomienda que las personas que no están vacunadas usen mascarilla en espacios abiertos y concurridos, como eventos deportivos, ferias, desfiles, conciertos y entornos

similares donde es más difícil mantener el distanciamiento físico. Nadie está obligado a usar mascarilla al hacer deportes o participar en competencias al aire libre ni al practicar natación o deportes acuáticos y actividades recreativas en el agua.

Las personas que no están vacunadas por completo deben usar mascarilla al hacer deportes o participar en competencias en espacios cerrados, salvo en unas pocas excepciones establecidas por el DOH.

Los siguientes son los entornos en los que todas las personas, incluidas aquellas que completaron la vacunación, deben usar mascarilla:

  • guarderías, campamentos, escuelas primarias y secundarias, y demás entornos donde haya o pueda haber niños presentes;
  • entornos de cuidado de salud, de conformidad con las recomendaciones para la prevención y el control de infecciones en entornos sanitarios de los CDC (por su sigla en inglés, Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades);
  • establecimientos penitenciarios, en las áreas donde haya o pueda haber reclusos presentes;
  • refugios para personas sin hogar, en las áreas donde haya o pueda haber residentes presentes;
  • transporte público y centros de transporte, como aeropuertos, terminales de autobús o ferri, estaciones de tren y metro.

El uso de mascarilla ayuda a proteger a quienes no están vacunados, como los niños que aún no son elegibles para vacunarse y otras personas con enfermedades autoinmunes o de otro tipo que les impiden vacunarse. Los padres deben tener presente que los niños corren riesgo de enfermarse hasta que reciban la vacuna. Los niños que no están vacunados igual deben usar mascarilla, pero no los menores de dos años, ya que esto podría suponer un riesgo de asfixia.

“Las personas que trabajan con niños, como los maestros, los cuidadores o los pediatras, también pueden protegerlos vacunándose”, explica el oficial de Salud del Estado en funciones, Scott Lindquist, MD, MPH. “Las pruebas son claras: la vacunación lo protege a usted y protege a las personas que lo rodean, incluidos los niños que aún no pueden vacunarse. Así que vacúnese para protegerlos”.

“Los niveles de inmunidad en sus círculos sociales determinan la probabilidad de estar expuesto al virus, y esperamos seguir viendo brotes en las comunidades con menores tasas de vacunación”, afirmó el secretario de Salud, Umair A. Shah, MD, MPH.  “Puede ayudar a mantener la seguridad de su comunidad vacunándose y hablando con sus conocidos para que se vacunen”.

Ingrese al sitio web del DOH cuando necesite una dosis saludable de información. Encuéntrenos en Facebook y síganos en Twitter. Regístrese para recibir el blog del Departamento de Salud, Bienestarwa.

###

Versión imprimible (PDF)