Botulismo

English

¿Qué es el botulismo?

  • El botulismo es una enfermedad rara, que paraliza los músculos, provocada por una toxina generada por la bacteria Clostridium botulinum (C. botulinum), que se encuentra naturalmente en la tierra. Hay tres tipos principales de botulismo: alimentario, infantil y por heridas. La toxina botulínica se puede usar como un arma biológica, dado que se puede respirar o tragar.

¿Cómo se difunde el botulismo? ¿Cuáles son sus síntomas?

  • El botulismo se puede contraer al ingerir alimentos contaminados o cuando una herida se infecta con la bacteria. El botulismo NO se contagia de persona a persona. Los síntomas del botulismo aparecen pocas horas o varios días después de la exposición a la toxina, según la cantidad de toxina a la que la persona haya estado expuesta.
  • Sea cual sea la forma en que la toxina ingresa al cuerpo, los resultados son los mismos. A medida que la enfermedad se desarrolla, los síntomas pueden incluir visión doble o borrosa, párpados caídos, dificultad para hablar, dificultar para tragar, sequedad en la boca y debilidad muscular (comienza por los hombros y desciende por todo el cuerpo). Por último, es posible que los músculos que intervienen en la respiración se paralicen, causando la muerte a menos que la persona reciba asistencia respiratoria mecánica.
  • El botulismo alimentario se produce cuando una persona ingiere alimentos contaminados con la bacteria que produce la toxina. Esto generalmente es el resultado de técnicas deficientes de envasado casero. Los primeros síntomas pueden ser náuseas y vómitos. El botulismo generado en los alimentos se puede producir en grupos de todas las edades, y se considera una emergencia de salud pública, dado que la fuente de los alimentos contaminados se debe identificar a la brevedad posible para evitar que otras personas se enfermen.
  • Todos los años, el botulismo infantil aparece en una cantidad pequeña de niños pequeños que tienen la bacteria C. botulinum alojada en el tracto intestinal.
  • El botulismo por heridas se produce cuando las heridas se infectan con C. botulinum, por ejemplo, cuando una herida se contamina durante una lesión provocada en el exterior que entra en contacto con tierra contaminada. La bacteria sólo puede infectar la piel que está dañada.

Medidas preventivas

  • Si presenta alguno de esos síntomas, consulte a un médico de inmediato. Si piensa que puede haber estado expuesto de forma intencional al botulismo, debe ponerse en contacto con los funcionarios policiales de inmediato.
  • No existe ninguna vacuna para prevenir el botulismo. Se puede reducir el riesgo a la exposición siguiendo las prácticas de cocción y manipulación segura de los alimentos y manteniendo limpios y bien vendados los cortes o las heridas.

Tratamiento para el botulismo

  • Es esencial recibir un tratamiento de inmediato. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention) tienen una provisión de antitoxina para tratar el botulismo. Sólo los médicos pueden obtener esta antitoxina de los departamentos de salud cuando se sospecha o se confirma que hay casos de botulismo. La antitoxina reduce la gravedad de los síntomas si se suministra en una etapa temprana de la enfermedad. Con el tiempo, la mayoría de los pacientes se recupera.