Visitas de Control Para Niños y Adolescentes

Las visitas de control son exámenes de rutina que proveen la mejor oportunidad para que un médico o profesional de la atención médica observe el progreso del crecimiento y el desarrollo físico y mental de su hijo. También le dan la oportunidad de: detectar problemas a través de pruebas diagnósticas; proveer las inmunizaciones necesarias; permiten que usted y su hijo hagan cualquier pregunta que tengan sobre la atención de la salud; y le dan la oportunidad de conocerse mutuamente. Ya sea que los llamen exámenes o controles de salud, las visitas de cuidado de la salud se recomienda fuertemente como parte del cuidado preventivo.  

¡Los niños, adolescentes y jóvenes adultos de entre 0 y 20 años en Washington reciben un examen de salud gratuito todos los años! Si necesita ayuda para encontrar una clínica cercana o tiene problemas para programar una visita, llame a su compañía de seguros. Si necesita ayuda para encontrar cobertura, ingrese en wahealthplanfinder.org o llame al 1-855-923-4633

Preguntas Frecuentes 

¿Por qué debo programar una visita de control para mi familia? 

Las visitas anuales de control de la salud tienen muchos beneficios.  

  • El médico/proveedor de salud puede obtener una mejor idea de la salud y el desarrollo de su hijo. 
  • Usted y su hijo tienen tiempo a solas con su médico o proveedor de salud para hacerle preguntas y obtener consejos sobre cualquier inquietud que puedan tener.  
  • Le dan a su hijo la oportunidad de conocer bien a su proveedor de atención médica y convertirlo en una persona de confianza en su vida (¡y en la de usted!) a la que pueden acudir cuando lo necesitan. 

Existe evidencia de que las visitas de control pueden ayudar a los niños a prepararse para la escuela y a desempeñarse mejor en ella.  

¿Una visita de control es diferente a un examen de salud para un deporte? 

¡Sí! En general, un examen de salud para un deporte controla la salud física de un niño, enfocándose con frecuencia en los riesgos de participar en los deportes. La visita de control puede darle al médico/proveedor de atención médica de su hijo una visión más completa de toda la salud de su hijo. La visita de control incluye un examen físico completo, pero también incluye preguntas sobre la salud mental, emocional, medioambiental, social y conductual. Usted puede hablar de las inmunizaciones, cualquier señal de comportamientos arriesgados (como fumar o beber alcohol), cómo está durmiendo su hijo y otros temas. ¡La visita de control es mucho más que un examen físico! 

¿Con qué frecuencia debería llevar a mi o mis hijos a una visita de control? 

Bright Futures/la Academia Americana de Pediatría (AAP, por su sigla en inglés) recomiendan la siguiente frecuencia en sus lineamientos: 

  • Nacimiento
  • 2 a 4 días para los recién nacidos dados de alta menos de 48 horas después del parto
  • Al mes de vida
  • 2 meses
  • 4 meses
  • 6 meses
  • 9 meses
  • 12 meses (1 año)
  • 15 meses
  • 18 meses
  • 24 meses (2 años)
  • 30 meses
  • Una vez por año a partir de los 3 años hasta llegar a los 20 años
¿Qué pasa en una visita de control? 

La Academia Americana de Pediatría (AAP)/Bright Futures han desarrollado una hoja de consejos corta para las familias, para que pueda tener una idea de lo que ocurre en una visita de control. Esta hoja de consejos está disponible tanto en inglés (PDF) como en español (PDF). Los temas que repasarán su médico o proveedor de atención médica crecerán y cambiarán junto con su hijo. Para obtener más información, puede visitar la página de herramientas y recursos de Bright Futures para las familias (en inglés). ¡También puede comunicarse con la clínica de su hijo!