Viruela del mono

La viruela del mono es una enfermedad vírica poco frecuente que se presenta en roedores y primates en África Central y África Occidental. La infección se puede transmitir de los animales a los humanos y, luego, de una persona a otra.

La viruela del mono no se presenta en los animales de los Estados Unidos; sin embargo, se presentaron algunos casos en animales importados de zonas donde la enfermedad es muy frecuente. En el pasado, los estadounidenses que presentaban la viruela del mono habían viajado, por lo general, a otro país o se habían contagiado por animales importados a los Estados Unidos.

Estado actual

En los Estados Unidos: consulte las últimas novedades de los Centros para la Prevención y el Control de las Enfermedades (CDC, por su sigla en inglés) (solo en inglés).

Casos de viruela del mono por condado

La información es actualizada de lunes a viernes. 

Última actualización 8/12/2022 11:30 p.m. PT

Condado

Casos

Benton 1
Clark 3
Cowlitz 1
King 225
Kitsap 2
Lewis 1
Mason 1
Pierce 14
Snohomish 6
Spokane 3
Whatcom 1
Yakima 3
Non-WA Resident 4
Total cases 265

Transmisión

La transmisión de la viruela del mono requiere una interacción cercana con un individuo sintomático. Las interacciones breves que no incluyen un contacto físico y las interacciones médicas llevadas a cabo usando un equipo de protección apropiado no son de alto riesgo.

La viruela del mono puede transmitirse de persona a persona de las siguientes maneras:

  1. por contacto directo con la piel o los líquidos corporales de una persona infectada (por ej., por un contacto sexual); o
  2. por contacto con elementos contaminados con el virus (como la ropa de cama o las prendas de vestir); o
  3. por gotitas durante un contacto presencial directo y prolongado.

Además, las personas pueden contagiarse por el contacto con animales infectados.

Aquellos casos confirmados con viruela del mono pueden comenzar a contagiar ni bien presenten síntomas y continuarán siendo contagiosos hasta que las costras desaparezcan de la erupción. Una persona infectada por la viruela del mono debe aislare del resto de las personas hasta que las costras desaparezcan.

Síntomas

Por lo general, se presenta fiebre, dolor de cabeza, dolor muscular, dolor de espalda, inflamación de los ganglios linfáticos, malestar general y fatiga. Pocos días después, las personas pueden presentar una erupción. Es posible que algunas no tengan síntomas antes de comenzar con la erupción.

La erupción evoluciona a bultos elevados que se llenan de líquido. Finalmente, la erupción se convierte en costras y las costras se caen. Esta erupción aparece, principalmente, en el rostro, los brazos, las manos y las piernas. Sin embargo, si una persona se contagió por contacto sexual, la erupción puede presentarse solo en los genitales. Si una persona se contagia por sexo anal, es posible que manifieste irritación anal o rectal.

Para la viruela del mono, el período de incubación (es decir, el tiempo desde la exposición hasta la aparición de los síntomas) es de unos 7 a 14 días, pero puede oscilar entre 5 y 21 días.

La mayoría de las personas se recuperan en 2 a 4 semanas, pero la enfermedad puede ser grave, en especial para aquellas que están inmunodeprimidas, para los niños y para las embarazadas.

Las personas que tengan síntomas de la viruela del mono se deben comunicar con su proveedor de atención médica. Antes de la visita, deben avisarle al proveedor de atención médica que están preocupadas por la viruela del mono e indicar si tuvieron un contacto cercano reciente con una persona que tuvo una erupción similar o con una persona a la que se le ha diagnosticado dicha enfermedad.

Tratamiento contra la viruela del mono

Actualmente, no existe un tratamiento específico aprobado para dicha enfermedad. Es posible que los médicos consideren recetarles ciertos medicamentos antivirales a aquellas personas enfermas de gravedad o a las que tengan mayor riesgo de enfermarse de gravedad.

Tratamiento para las personas que estuvieron expuestas a la viruela del mono

Dependiendo de la situación, se puede aconsejar la aplicación de la vacuna contra la viruela del mono a las personas que tuvieron una exposición cercana o íntima con una persona con dicha enfermedad. Por esta razón, es importante identificar a quienes estuvieron expuestos a la viruela del mono.

En la actualidad, no se recomiendan las vacunas contra la viruela del mono para el público en general.

Obtenga más información